SIBARIS DIVINO EN SAMPA

Una de las primeras maneras de para presentar La Cultivada fue en Sao Paulo en una galeria de arte llamada Baró Cruz, gracias a María Baró, directora de la Galería y a Joana Munné que se encargó de los servicios gastronómicos.
El menu fue muy sencillo, de primero pan con aceite, de segundo vino de la rioja y de postre chocolate amargo con aceite y un punto de flor de sal. El cocolate era amargo y de madagasgar, la cultivada por ser tan aromatica y frutada casaba de maravilla con este sabor tan negro.
Poca variedad pero excelente calidad. El happening en cuestión lo titulamos “Aceite, chocolate y vino: sibaris divino”
Fue inolvidable. Entre gente de lo más variopinta y de edades dispares, reinaba un absoluto estado paradisiaco. Risa floja y animada conversa. Lo mejor es que nadie sufrió resaca a la mañana siguiente.
El secreto de la alegría sin euforia es que todos los productos eran el resultado de un sabio cultivo, que presupone la justa medida de tratar la tierra, y que la gente que vino tambien han logardo encontrar la medida de consumo… claro que hasta que damos con ella hay que probar y sufrir muchas resacas…

SIBARIS PRODUÇOES GASTRONOMICAS