Nétzaj y la victoria del amor y del olivo


Le cantaba Gabirol a Venus:

¿Quién podrá comprender tus misterios?
Has puesto por encima de la esfera de la “Brilante” (Venus)
una cuarta esfera.
Allí se sitúa el sol que cumple su órbita
en un año entero;
su volumen es ciento setenta veces mayor que el de la
tierra,
segun pruebas convincentes y (segun) reflexión

Reparte su luz a todos los astros celestes,
y procura la victoria a los reyes,
la majestad, la dominación y el ser terrible.

Produce en el mundo cosas asombrosas,
ya sea para paz, ya para guerra.

Socava los reinos, pone a otros en su lugar
y los exalta,
pues tiene poder para abatir y glorificar
por la autoridad todopoderosa
y por la absoluta voluntad de su Creador
en su Sabiduría.
Cada día se postra ante su rey
parando en mitad de la ruta.
De madrugada alza la cabeza,
y se inclina por la noche a su poniente.
De noche desaparece, y al día siguiente
reaparece.