Mayo y el sueño de las flores

Erase un olivar en flor...

las flores del olivo se abren en mayo

y reservan su fragancia para el fruto

“El lenguaje de la agricultura está íntimamente relacionado con el lenguaje de los misterios: el iniciador tiene ansia (el el suspirar lo que hace profundo al corazón afirmaba San Agustin) de lo divino como “tierra reseca, agostada, sin agua. Empedocles señala la expansión del conocimiento, es decir de las palabras como semillas que tienen que ser asimiladas, atendidas, absorbidas y nutridas por la persona que las oye y recibe. Sólo así se produce la transformación interna…” (Maria del Carmen Piñas Saura)

“Ahí fuera, además de lo cierto y errado, existe un campo inmenso. Allí nos encontramos” (Rumi)