los indios nos dijeron

Trata bien a la tierra: no fue un regalo de tus padres, sino un préstamo de tus hijos. No heredamos la tierra de nuestros ancestros, la tomamos prestadas de nuestros hijos.