Las ramas de palma y de olivo: símbolo de Paz

Ramas

El Nuevo Testamento nos cuenta la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, que tantos artistas, como Giotto di Bondone,  han ilustrado:

“…Fueron los discípulos e hicieron como les había mandado Jesús; y trajeron la borrica y el pollino, y pusieron sobre ellos los mantos, y encima montó Jesús. Los más de entre la turba desplegaban mantos por el camino, mientras que otros, cortando ramas de árboles y de olivo, los extendían por la calzada. La multitud que le precedía y la que le seguía gritaba diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! Bendito el que viene en Nombre del Señor. ¡Hosanna en las alturas! ”