La Navidad como Cotidiano

Esta foto es de Lengua Morá, a quien no le gusta la “Navidad”. O más bien no le gusta el sentimiento de invasión. No le gusta ser atropeyado por el trineo de Papa Noel.
Un año más nos vemos asaltados en el mismo mes de diciembre por las flores de Pascua que se imponen a los nardos; los mismos adornos ( algunos de tan mal gusto) en la calle; los villancicos de siempre; las interminables colas a los belenes; conocidos que en septiembre te ignoraban de repente te saludan y hasta te felicitan; los peques contando cuanto falta para los reyes magos. Irremediablemente cantaremos fun, fun, fun, y la “Navidad” pasará, fugaz, calórica y eufórica, por nuestras vidas, un año más.
A mitad de enero habremos olvidado las fiestas y La Cultivada se quedará con nosotros, dando sabor al desayuno diario, e intentando hacer poesía con nuestras vidas, o como decía el romántico alemán “otorgando a lo cotidiano la dignidad de lo desconocido”. Haciendo renacer a los Paladares que la prueben y se sorprendan diciendo: “Ni parece aceite”.

El Arte es Pura Vida!