La Cultivada se une a Marimekko


En el mundo de hoy en día, la paz de la vida es frenética. A veces es bueno
parar. Quedarse quieto y descansar. Caminar en la naturaleza. Escuchar los
sonidos del agua y admirar la belleza de las piedras de la orilla. Meditar sobre
la vida y dejar que la imaginación corra salvaje.

La colección de moda de Marimekko para el otoño 2010 irradia el evocativo y poderoso silencio de la naturaleza finlandesa –las vistas al lago y los bosques de
arándanos, los secretos que susurran los muelles de madera a lo largo de
pantanos misteriosos. El crepúsculo acercándose sigiloso a las copas de los
árboles. Los ciento y un matices del azul.