La alegría de la sencillez

¿Que puede haber más relacionado con el cerebro que la felicidad que nos produce una alegre experiencia?
Ayer probé el nuevo aceite de arbequinita. Sabroso, verde, denso, fresco y tan vivo que me parecía estar experimentando el propio árbol en vez de su fruto. Todas mis neuronas empezaron a bailar de alegría.
No tengo mejor ejemplo para poneros que este simpático video de Bobby MacFerrin. Músico y Feliz donde los haya, en el que nos demuestra con audacia y frescura el poder de la música a través de la escala pentatónica:

http://www.youtube.com/watch?v=ne6tB2KiZuk

que divertido para practicar con los enanos!