Estacionalidad de los alimentos

Los alimentos que se recogen en cada estación son los que mejor cuidan del cuerpo humano. Los alimentos fuera de temporada o bien han sido almacenados en cámaras perdiendo parte de sus nutrientes o son de invernadero con el aporte químico que conlleva el combate de plagas.

La primavera es un momento para aligerarnos físicamente, el viento se vuelve cálido y se agradece la liviandad que nos aportan las verduras y frutas propias del momento y lugar: alcachofas habas, acelgas, brócoli verde, cebollas tiernas, col, ajor tiernos, guisantes, lechugas, espárragos, zanahorias, remolachas, fresas, fresones, cerezas, nísperos…