EN PLENO CORAZÓN DE GREDOS

Elena Vecino de La Cultivada con el premio Corazón de Olivos 2013

La zona del Valle del Tiétar es también conocida como la Andalucía del Norte, al igual que a Hamburgo lo llaman la Venecia del Norte. Después de pasar por ambos territorios diría que no tienen nada que envidiar a los susodichos parientes sureños que tanto conozco como amo. Estas gentes del “norte” saben equilibrar el frio exterior con una amabilidad que sólo puede nacer de una calidez interna.

Mi paso por Santa Cruz del Valle fue afectuoso y conmovedor. Varios colegas del sector olivicultor pasamos por este paraje de la sierra de Gredos el 23 de febrero a recoger un original galardón: El Corazón de Olivo, premio destinado a “personalidades que dentro de la Cultura del Olivo desarrollan una labor encomiable desde su dedicación profesional particular, elevando y significando desde el corazón al Olivo, su Cultura y al inigualable zumo de sus frutos

Esta original iniciativa provenía de la ONG Gloria Olivae y de su comprometido presidente Manuel Ignacio Sánchez, que junto con el ayuntamiento de la localidad avileña, había organizado una jornada entrañable, repleta de cualidad humana y de poesía.

La jornada se enmarcó en la fiesta del remate de la aceituna así que además de recoger el premio, que consistía en una hermosa escultura de madera de olivo realizada maestralmente por un artista de la zona, visitamos la oleoteca internacional (una antigua almazara restaurada) donde degustamos varios aceites de la zona y de otras regiones españolas. Tambien paladeamos las clásicas migas y un dulce “sopetón” elaborado con pan, zumo de naranja, aceite y azúcar, por una de las premiadas con más solera. Previamente habíamos inaugurado una tienda especializada en AOVE, algo bastante novedoso por la zona.

Gracias nuevamente a Manuel Ignacio por su empeño y entusiasmo y a todos los implicados en este precioso atrevimiento que no son pocos.

Elena