El Mercado de Triana: solera y renovación

Quien no haya entrado nunca en el Mercado de Triana que no deje de hacerlo, porque es de los pocos mercados vivos que sobrevive a la monstruosa tendencia mercadonista. Es un lugar donde detenerse y poner en práctica el olfato y las comisuras de los labios, en definitiva, un espacio donde paladear y donde sonreir. Es un mercado que sigue actualizandose con sitios como esta ostreria que, tras consolidarse en Palma de Mallorca, ha decidido abrir  un alegre rinconcito en el mercado de Triana.

Ayer llegamos un poco tarde al Mercado , ya no eran horas de hacer la compra sino de bailar y es que un buen amigo y excelente músico, Felipe del Cuvillo, nos citó en la mismísima ostreria para amenizarnos con temas de Brassens, Johny Cash, Caetano Veloso, Gino Paoli y el mismísimo Mancini, entre otros. Con este amplio e inusual periplo musical y gastronómico nos divertimos de lo lindo. Y es que el baile y el buen comer es apto para todos los públicos, igual el aceite de oliva virgen extra de La Cultivada.

Gracias Felipe por convocarnos y… que este maravilloso Mercado cumpla muuuchos más…

Una noche country en la ostreria del Mercado de Triana

Muy recomendable: ¡todo riquisimo!

Un club de fans muy entrado en años

No hubo ostra que se resistiera al baile

Hay mercado y Mercados, puentes y Puentes