Cultivando la piel mixta y grasa


¿Tienes problemas de piel grasa en tu rostro?  Aunque te parezca increíble el aceite de oliva virgen extra te ayudará si lo mezclas con los ingredientes adecuados para elaborar una sencilla mascarilla. A saber, mezclando la yema de un huevo, el zumo de medio limón ( o entero dependiendo del tamaño) y dos cucharitas de aceite de oliva. Fusionando estos ingredientes obtendrás una masa densa y compacta, déjala reposar en tu cara durante veinte minutos y enjuágate con agua fría. Notarás el efecto astringente del limón y las propiedades emolientes del aceite.