Contra la crisis: Cultivaté!

Creamos la Orden de los Cultivados para verbalizar una manera de vivir que ya realizabamos y que no queriamos olvidar, un compromiso ante la vida que alcanza el máximo Sabor con el autocultivo libre y personal. La Orden es tambien un modo de agradecimiento a este excelente grupo de artistas y amigos por su cariño, por su involucración y empeño en el crecimiento de La Cultivada, y por su saludable responsabilidad con la tierra y los buenos alimentos. No se trata de “menos sambar e mais travalhar”, nuesto Cultivo no es sólo para estoicos (para los que el objeto del arte de vivir es la vida de cada cual) . Nuestro Cultivo es para todos los que de verdad procuran el sabor de la Vida porque ostenta el principio conservador de la alegría que produce el buen Sabor del aceite, de una buena poesía, de una fotografía o una buena canción…
Y la razón de poner de nuevo de manifiesto estos Estatutos, publicados ya en nuestro site, es equilibrar las desalentadoras noticias periodisticas que nos tocan en tiempos difíciles. “Sobrevivir” en todo caso es para los animales (sin pretender herir la sensibilidad de perros, gatos, u otras respetables compañías). Nuestra principal misión se llama Vida y podemos inventarnos nuevas maneras maneras de pasar por ella sin que nuestro tiempo pase en valde.

I
Hagan lo que hagan, los Cultivados son artistas. El entusiasmo vital les delata. Son y están por necesidad. La profesión alimenticia es un accidente, nunca un destino.

II
Los Cultivados nunca se rinden. Enriquecen el Mundo con su expresión artística cotidiana, con sus activas y buenas intenciones.

III
Los Cultivados son de ritmo profundo y lento. Viven conforme a un compromiso ético individual y social.

IV
Los Cultivados apoyan a los que trabajan la tierra y a los que propician el verdadero sabor de los alimentos.

V
Los Cultivados y procuran la alegría interior y el saber de la vida como manera de autocultivo porque funden la vida y el arte en un único rostro.

VI
Los Cultivados son amantes de la belleza que reconocen en lo más inesperado. Luchan a cada instante por conservar la facilidad de improvisación, la audacia y la alegría que animan la obra de arte.

VII
Los Cultivados no solo se comprometen a Desayunar con el Aceite de La Cultivada sino a repetir sus Propósitos de Mejora en este delicioso ritual mañanero.
www.lacultivada.com