Cultivando Imágenes

Feliz Vuelta al Cole

hoja otoñal

Lo que nos cuenta el agua cordobesa…

Foto del artista Hashim Cabrera

Hay chorritos que enamoran…

La Cultivada Lechín ya está con nosotros

Nur en Sevilla: la Luz del arte islámico

Nur lleva por nombre la muestra internacional de arte islámico más importante que se haya expuesto nunca y que se ha inaugurado este fin de semana en el sevillano Hospital de los Venerables a cargo de la fundación Focus Abengoa.

La palabra árabe Nur quiere decir Luz y se asocia tanto a la luz física como a la luz metafísica, y las piezas que se pueden ver en el Hospital de los Venerables, escogidas por la comisaria Sabiha Khemir, con un impecable sentido de la estética y un conocimiento histórico, se retrotraen hasta el siglo IX, tanto piezas originales como reproducciones y sur orígenes se encuentran desde la España Andalusi hasta la misma Asia. Los temas destacados en esta exposición mantienen con la luz una relación directa o indirecta, concreta o metafórica.

Esta exposición brinda una oportunidad interesante de encuentro y observación de las artes tradicionales y de abordar la cultura islámica en sus manifestaciones artísticas y científicas. Es una muestra tremendamente inspiradora y de interés tanto para quienes saben mucho de tema como para quienes saben muy poco porque nos ofrece una experiencia de la luz.

La luz es una sustancia misteriosa y los científicos aún hacen nuevos descubrimientos sobre su naturaleza. La luz nos envuelve y es invisible si un objeto no la refleja.

Uno de los detalles que me ha llevado a publicar esta breve reseña en La Cultivada es que en varias piezas se repite la Sura coránica de la Luz (24:35) en la que el Olivo y el aceite son protagonistas. Claro que el aceite también contiene Luz y por ello ganó el apodo homérico de Oro Líquido.

Esta Sura dice así: “Dios es la Luz de los cielos y de la Tierra. Su Luz es como un nicho en el que hay una lámpara, la lámpara está dentro de un vidrio, el vidrio es como una estrella rutilante. Se enciende de un Árbol Bendito, un olivo que no es de Oriente ni de Occidente, y cuyo aceite casi alumbra aún sin haber sido tocado por el fuego. ¡Luz sobre Luz!…”

También en la Biblia aparecen muchos versículos que nombran la luz en relación con Dios. Por ejemplo en Mateo 6,22: “La lámpara es el cuerpo del ojo. Si, pues, tu ojo estuviere sano, todo tu cuerpo estará iluminado”

Me llamaron la atención las delicadísimas piezas de ajedrez de cristal de roca procedentes de la catedral de Orense. Fueron realizadas en época otomana, presentando formas geométricas abstractas, y para distinguir un jugador de otro se le incrustaban piedras preciosas diferentes.

Miniaturas, lámparas, candeleros de metal, cuencos de cerámica, celosías, manuscrits científicos, y un sinfín de maravillas que vale la pena recorrer y degustar…

 

Alicatado Andalusi (España 1301-1600)

Ideas que suman: lovthink!

Parece que hay corriente esta tarde...

¿Qué te sugiere esta imagen? ¿ideas que se escapan?  ¿pensamientos que vuelan?  ¿palabras que buscan vida allende el estudio? ¿conceptos que se airean? ¿conocimientos viajeros?  ¿ingenios volátiles? ¿imágenes expansivas? ¿…?

Parece que hay corriente esta noche también...

No esperes que pasen cosas distintas si haces siempre lo mismo
Leer más»

Campo de olivos

Campo de olivos. Acuarela. 130mmx297mm. Anna Regge

Anna Regge nace en Udine (Italia) en 1963. Se licencia en arquitectura en la Politécnica de Turín y planifica jardines desde 1989.

Desde el 2003 hasta el 2011 enseña planeamiento de jardines en el Máster de Primer Nivel impartido en la la Facultad de Agronomía de la Universidad de Turín. El dibujo es su pasión desde siempre y por eso con cuarenta años Anna Regge  es toda una dibujante. Se decanta por temáticas de naturaleza: pájaros, reptiles, paisajes y peces.

De junio a octubre de 2011 sus acuarelas estuvieron expuestas ilustrando un proyecto de Paolo Pejrone para los jardines de la Cartuja de San Giacomo en Capri.

http://www.flickr.com/photos/apenciladay/

 

Anna Regge è nata ad Udine (Italia) nel 1963. Si laurea in architettura presso il Politecnico di Torino e progetta giardini dal 1989. Dal 2003 al 2011 insegna progettazione al Master di Primo Livello attivato dalla Facoltà di Agraria dell’Università di Torino.
Il disegno è però l’amore di sempre e così a quarant’anni e con un’avviata carriera in un’altra direzione, Anna Regge diventa illustratrice senza fini di lucro. Predilige i soggetti naturalistici: uccelli, rettili, paesaggi e pesci.
Da giugno ad ottobre 2011 i suoi acquerelli in mostra hanno illustrato un progetto di Paolo Pejrone per i giardini della Certosa di San Giacomo a Capri.

http://www.flickr.com/photos/apenciladay/

Marina Cremonini: En mi bosque

En mi bosque. Acuarela. 130mmx300mm. Marina Cremonini.

“Hola, soy Marina y me gustaría compartir con vosotros quien soy y cual es mi ocupación

Actualmente mi actividad profesional se divide en tres áreas, que a veces convergen y que están en constante cambio:

  • La creatividad y el dibujo, la ilustración y la acuarela
  • La naturaleza y la agricultura bio-dinámica, la alimentación saludable, y todo lo que nos lleva a un estilo de vida lo mas cercano posible a la naturaleza. ( soy Doctora en agricultura);
  • Eventos y cursos: sección dedicada a compartir eventos, proyectos y recorridos específicos..

Realizo cada cosa con pasión, busco siempre la manera de profundizar e ir mas allá de la superficie de las cosas. Intento ver todo como una red, donde todo está conectado entre si gracias a un hilo mas o menos visible.

Creo que ya que me han obsequiado con talentos, doy las gracias a mis padres y a los mundos sobrenaturales por ello, mi trabajo será conectarlos entre sí de una manera única y personal.”

Marina Cremonini

www.marinacremonini.it

Ciao, sono Marina, e vorrei condividere con te chi sono e di cosa mi occupo.

Attualmente la mia attività professionale si articola in tre aree, che a tratti convergono e che sono in continuo divenire:

  • La creatività e il disegno, l’ illustrazione e l’acquerello
  • La natura e l’agricoltura biodinamica, alimentazione sana, e tutto ciò che porta ad uno stile di     vita più vicino alla natura. ( da Dott.ssa in agraria quale sono);
  • Eventi e corsi: sezione dedicata alla condivisione di eventi, progetti, percorsi…

Faccio ogni cosa con passione, cerco sempre di approfondire e andare oltre la superficie delle cose. Cerco di vedere tutto come una rete, dove ogni cosa è collegata all’altra come un filo, più o meno visible.

Penso che, se sono stata dotata di talenti ( e ringrazio i miei genitori e i mondi superiori) il mio compito sarebbe stato metterli insieme, in una maniera unica e personale.”

Marina Cremonini

www.marinacremonini.it

Paradeisos: aceite y arte contemporáneo

Los olivos tienen un origen muy noble y antiguo, son frutos ricos de historia protagonistas de leyendas antiguas y mitos perdidos en las noches de los tiempos que siguen fascinándonos cada día más. Esto lo saben bien los artistas que respondieron a la llamada de los curadores Michel Hubert Lepicouché y Óscar Fernández López para la exposición “Paradeisos: aceite y arte contemporáneo”. La muestra tuvo lugar hace dos años en Córdoba, en el Palacio de la Merced, para volver después a transmutarse inmediatamente después en trabajo itinerante.

Cada uno de los diecisiete artistas seleccionados presentaron obras concebidas para esta colectiva “con el objetivo no sólo de ganarse el interés del público mediante la incorporación en sus obras de elementos formales inspirados en la estética propia del paisaje olivarero, sino también invitándolo a reflexionar sobre cualquier aspecto socio-económico relativo a la producción del aceite”.

http://www.dipucordoba.es/uploads/attachments/3865/folletoparadeisos.pdf?F1291723506

Necesitamos la ciencia del corazón

Necesitamos la ciencia del corazón para poder vivir en la luz como seres de luz. Necesitamos un instante, un momento que no llegamos a tener nunca, para poder decir aquello que no hemos podido decir, para realizar aquello por lo que estamos siendo creados.

La ciencia del corazón exige pocos requisitos, pero son éstos un tanto arduos de cumplir por la naturaleza de las virtudes que implican.

El primer requisito es una intención pura, sujeta sólo a la luz de los hechos, sean éstos percibidos, soñados, recordados e/o imaginados. La intención pura unida a la sinceridad proyecta un sentido real en nuestra existencia, porque nos sentimos a nosotros mismos integralmente y no sólo como un conjunto de imágenes y procesos mentales llenos de capítulos y anécdotas pero vacíos de toda realidad.

La ciencia del corazón es la más humana de todas las ciencias porque es la ciencia de lo sagrado y del secreto, el conocimiento de la intimidad del yo y la que expresa y posibilita la más humana conciencia de Dios, de Su Realidad y Unicidad.

Es ciencia de lo sagrado porque en el corazón humano late la trascendencia como un eco de lo divino, vibra la realidad aniquilando cualquier razón, cualquier pensamiento, o alentándolo en la imaginación entretejida con la respiración, o suspirando en una biografía.

Es ciencia del secreto, porque aunque quisiera el corazón que aquél se revelase, sabe con esa ciencia suya que si se revelase moriría, porque es el conocimiento del secreto lo que sostiene sus latidos.

Es conocimiento de la intimidad del yo, porque éste sólo se reconoce a sí mismo en toda su integridad cuando siente y se piensa como una conciencia que se siente y se piensa. No podría vivir su integridad pensándose y sintiéndose sólo como pensamiento o sólo como latido.

Por eso provee al ser humano de la conciencia de Dios, porque la conciencia que nace del corazón nace del lugar donde se produce la revelación, la fuente de la que mana el sentido, el agua que riega el jardín de nuestra más limpia percepción.

Para aprender esta ciencia del corazón es necesario primero purificarlo, librarlo de todas las congojas que nuestra mente ha ido depositando en él, enjuagarlo de cualquier idolatría, de todas las penas y pasiones, anhelos y temores, demonios y venenos, protegerlo de la mala intención, del orgullo, de la insinceridad y de la hipocresía, que son sus más mortales tóxicos, fortalecerlo con la sonrisa y la cortesía y sobre todo prodigarlo a diestro y siniestro, porque no se agota nunca y renueva y acrecienta constantemente sus latidos.

El corazón se purifica cuando se somete a la realidad, cuando late sometiéndose a la realidad, cuando no contradice a la palabra, cuando se entrega a la conciencia del nacimiento y de la muerte.

El corazón nos habla desde una profundidad, provee de luz a nuestra garganta en la que resuenan las vibraciones de la raíz de nuestra lengua. El corazón es como un trono donde se asienta la palabra, donde se templa el pensamiento y se aquilata.

La ciencia del corazón no se aprende como una disciplina del conocimiento que uno inicia cuando y como quiere, sino que es el corazón el que decide revelar su propia ciencia y hace que la mente pueda expresar la luz de la imaginación creadora, repartir el tesoro escondido a su alrededor.

La ciencia del corazón es un conocimiento secreto que provee a quien la conoce de la capacidad de iluminar todo el universo de las cosas creadas en toda su extensión. No está sujeta a las limitaciones del espacio ni del tiempo, sino tan sólo a la capacidad de expandir la conciencia.

(Hashim Cabrera / Taller de Arte y Conciencia, 8 de octubre del 2012. Almodovar del Rio)

 

Pensando en un soleado día de verano…

Bosque de Olivos en el Jardín Moreno, 1884

“Es a base de observación y reflexión que encontramos un camino.                                                                                                    Por tanto debemos cavar y ahondar incesantemente”

Claude Monet

Página 1 de 3123