Cómo cocinar tu vida

Si mientras estás leyendo algo, piensas:

“Hay un pájaro ahí, hay una urraca azul en mi techo. La urraca está cantando, pero no canta muy bien.” Si piensas así, eso será ruido. Pero si no estás perturbado por la urraca, la urraca va a llegar a tu corazón, y tu serás una urraca, una urraca que está leyendo algo. El pájaro ya está aquí, ya está en mi mente, y yo estoy cantando con el pájaro.

Suzuki Roshi dijo: “Permite que las cosas lleguen a tu corazón.”

¿Permites que las cosas lleguen a tu corazón? ¿O de alguna manera te proteges, te ocultas, o te defiendes para que las cosas no lleguen a tu corazón? Resulta que lo que es tan doloroso en nuestra vida es que estamos separados de nuestro corazón.

En realidad, el problema no es que las cosas no estén haciendo lo que queremos que hagan. El problema es, que porque ellas no hacen lo que nosotros queremos las separamos de nuestro corazón, nos protegemos a nosotros mismos, y nos distanciamos. Y luego, encontramos este dolor dentro. Es algo así. Un dolor interno. Un anhelo. Por lo tanto, una estrategia es esta especie de disociación, o de separación, de distanciamiento de las cosas. La ausencia. Y la otra estrategia básica que se le ha ocurrido a la gente a lo largo de los años es tomar una posición dominante, vigorosa y decirle a las demás cosas y personas:  “Vas a hacer lo que yo digo” Y usar insultos o intimidaciones de cualquier tipo.

Suzuki Roshi dijo: “En tu cultura, tienen la idea de controlar las cosas. Y si no puedes controlarlos, si esas cosas, si esas otras personas o países no hacen lo que quieres…los destruyes.”

“Dos tercios de tu vida han pasado sin siquiera pulir una parte de tu fuente de santidad.
La vida te devora. Tus días están ocupados con esto y aquello. Si no cambias al escuchar mis palabras ¿qué más puedo hacer?”

Textos extraídos de How Cook your life, de Doris Dorrie.  http://www.karmafilms.es/howtocookyourlife/