ALEGRE NOCTUA

DORADO COMO EL ORO,
EL ACEITE DIVINO NOS HABITA
SUS VIRTUDES CURAN NUESTRO CUERPO
SU SABOR NOS DULCIFICA EL ALMA
SU AROMA ILUMINA EL ESPIRITU
SU LUZ SECRETA NOS PURIFICA
Y NOS ALEGRA