Aguita pa España

Mario, amigo y escritor brasileño, me dijo un día que en el futbol también había arte, que todo dependía de la manera de jugar. Yo de eso no entiendo ni siquiera un poquito. Pero como no se habla de otra cosa en este pais, me he sorprendido estos días hablando del mundial con el que me sirve el café por la mañana, con el portero de la oficina, con amigos que me encuentro por la calle, y todo desde mi más absurda ignorancia, movida por sentimientos favoritistas hacia un pais u otro. Esto vale lo mismo que votar a un partido político sin leer su programa, confundir a Cezanne con sus colegas impresionistas, o decir que todas las flores son iguales. Cada mundo es un mundo y tiene sus propias reglas. Si este chico tan cultivado dice eso por algo será.
El arte sera siempre algo minoritario porque requiere de ese “modus operandi” de la naturaleza, pero ciertamente puede darse en cualquier aspecto de la vida.
Aprovecho para dejar aqui un cuento muy breve y para animar a la selección española esta tarde y el próximo domingo , para que nos muestre eso del juego con arte. Ganaremos.

Pingo d água

O pingo d água descia
pelo tronco de uma árvore.
Quando encontrou um nódulo
parou e o contornou.
Continuou descendo,
ganhando velocidade
pela casca impermeável da árvore.
Assustando as formigas que
por ali subiam pesadamente.
Por fim, chegou ao solo
e se dissipou na terra
como todos nós.

(Mario Melillo)