Las desventuras del joven Werther

“¡Qué bien me sienta el que mi corazón pueda degustar los sencillos e inocentes placeres del hombre que pone en la mesa el repollo que él mismo cultivó, y no sólo disfruta de la col, sino de todos los buenos días, de la hermosa mañana que la plantó, de las deliciosas tardes que la regó y del placer de verla crecer!, todo vuelve a disfrutarlo en un instante.”

J.W Von Goethe. Las desventuras del joven Werther (1774)