En la Feria abrileña,
la sombra en tus pupilas,
húmeda noche de risueño canto…