Cogiendo la aceituna

se hacen las bodas;

quien no va a la aceituna

no se enamora.

¡Que tendrán, madre,

para cosas de amores,

los olivares!…