Para alcanzar la Alegría.

Para alcanzar la Alegría no vale el conocimiento sin la compañía del Amor. La esencia de la vida futura debe ser llegar a ser uno con Dios como quien alcanza un objeto de deseo al que se ha aspirado por mucho tiempo y que se obtiene tras incontables obstáculos.
Ese disfrutar de Dios debe ser una Eterna Primavera. Nuestra felicidad futura será directamente proporcional al grado que hayamos amado aqui. Si es que EL ES AQUI. Si es que Él es Amor.
Nuestra parte animal a la tierra, las confusiones que se las queden los locos o aburridos. Y contemplemos la belleza que hay en todo. La carne será el medio y el mundo el arma para la Unidad. En ese día las tres partes Una, sola y Esencial.
Al final no dejaremos de ser meros accidentes de la naturaleza y la guerra nos traerá la Paz.