¿Por qué consumir alimentos ecológicos?

Vamos a proponerte diez razones para consumir alimentos ecológicos, siguiendo y apoyando el listado de Ecovalia, para que sepamos cuánto cuentan nuestras propias elecciones cotidianas para la mejora medio ambiental del planeta. No debemos escudarnos en la mala gestión de los políticos, es un argumento muy obsoleto y poco responsable. Tenemos herramientas para el cambio y su marcha depende fundamentalmente de nosotros: los consumidores.

1. Calidad: se respetan los ciclos naturales de producción, favoreciendo la concentración de azúcares, ácidos, vitaminas y minerales que requiere un alimento para cumplir con todos los parámetros de sabor, color, aroma…

2. Salud: se trata de alimentos libres de residuos tóxicos.

3. Desarrollo Rural: aportan calidad de vida a los agricultores gracias a sus beneficios socioeconómicos y despiertan interés en los jóvenes favoreciendo en relevo generacional.

4. Cambio Climático: su producción potencia el uso responsable de la energía.

5. Medio Ambiente: proceden de un método de producción respetuoso que evita la contaminación de la tierra, el agua y el aire.

6. Biodiversidad: conservan los habitats y contribuyen a su protección, favoreciendo el desarrollo de distintas especies.

7. Variedades locales y razas animales autóctonas: promueven el empleo de variedades vegetales adaptadas a las condiciones de cada zona particular.

8. Bienestar animal: su producción permite que los animales crezcan a su ritmo natural y en condiciones adecuadas de espacio y alimentación.

9. Desarrollo e igualdad: apoyan el comercio justo y aportan autosuficiencia a los países en vías de desarrollo.

10. Un modelo sostenible, una alternativa, una solución: frente a un modelo intensivo que agota los recursos.